vestidos novia reutilizables



Cómo reutilizar el vestido de novia

 

Según la tradición, el día de la boda la verdadera estrella es la novia, en quien se depositarán todas las miradas.  Actualmente hay una impresionante oferta de servicios para que la novia llegue a ese día tan especial sin huellas de estrés, nerviosismo o cansancio.  Sin embargo, a veces estos factores son difíciles de evitar, más aún cuando piensas en el coste de una boda, en especial el traje de novia, aunque, según los últimos estudios, en cuestión de gastos el record se lo lleva la comida y el servicio de fotografías.

La presión social lleva muchas veces a las jóvenes parejas que deciden unirse en matrimonio, a afrontar gastos que superan su presupuesto.  Por ejemplo en una encuesta realizada a partir de un popular sitio para encontrar pareja por Internet, el 30% de los encuestados debería pedir un crédito para solventar los gastos de su boda, y más de la mitad solicitaría dinero prestado a la familia.  

En la antigüedad, las mujeres pasaban gran parte de su primera juventud bordando el ajuar que utilizarían el día de su boda.  Un poco más cerca en el tiempo, bisabuelas y abuelas guardaron sus trajes de boda en el arcón de los recuerdos.  En realidad, es un signo de los tiempos, ya que de aquellos trajes de novia que pasaron de generación en generación, hemos llegado al vestido de novia reutilizable, en la era de la reducción de gastos y el cuidado del ambiente. 

En una feria recientemente realizada en Madrid, los diseñadores presentaron trajes de novia bajo el lema “La sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente a través de la reutilización”, donde pudieron verse vestidos de novia convertidos en los objetos textiles más insólitos.   Sin llegar a esos extremos, es cierto que cada vez más se imponen los vestidos de novia versátiles, que permiten reutilizar sus partes en forma independiente, creando nuevas prendas para momentos especiales. 

A continuación, algunas pistas para aprovechar el vestido de novia:

1.Solicitar a la modista o diseñador la realización de una prenda que después de la boda pueda ser transformada en otra como un vestido de cóctel, abrigo, falda o vestido informal

2.Dar nuevo aspecto a las telas con tinturas y tratamientos especiales

3.Convertir el vestido de novia en otra prenda ajustando el largo o modificando el ancho de hombros

4.Elegir un modelo sencillo y funcional, que luego pueda ser adaptado rápidamente y sin demasiado costo, poniendo énfasis en los accesorios como flores, joyas, cintas, velo, guantes o lazos.

 

Cómo reutilizar el vestido de novia

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?

Empresas de Bodas

Quieres que tu empresa aparezca en este listado? Registrate

 

Comentarios recientes

Usuarios nuevos

  • florjara
  • Federica Sal
  • labonamusica
  • Alonso Gomez
  • marco