consejos velo



Oscurecer un velo es posible

¿Ya tienes tu vestido de novia? ¿Y qué vas a hacer con el velo? ¿Has pensado en llevar el mismo que llevó tu madre, una amiga, o alguien especial que te lo ha dejado? Es una idea preciosa, pero... ¿qué pasa si al ponerlo junto al vestido el velo es blanco y el vestido es marfil? Es algo que puede pasar, pero no te preocupes, porque hay una solución. 

Después del disgusto inicial (no te preocupes, es inevitable) el siguiente paso es ponerse manos a la obra para poder utilizar el velo que tanto quieres llevar. 

Un consejo que funciona muy bien es el siguiente: haz una infusión de té, que no sea excesivamente fuerte, y prepara bastante como para meter dentro todo el velo, y que quede perfectamente cubierto. Mete el velo, seco, dentro de la infusión de té. Depende de cuánto lo quieras oscurecer, tendrás que dejarlo más o menos rato a remojo. Si de todas maneras se te va la mano y descubres que ha quedado mucho más oscuro de lo que querías, tampoco hay problema: vuelve a lavarlo sin té, y poco a poco irá perdiendo color. 

Por cierto, cuando tengas el tono que buscas, puedes echar un poquito de sal en el momento de aclarar el velo por última vez, con lo que conseguirás fijar un poco más el tono. 

A la hora de secarlo, colócalo en horizontal, escurrido, sobretodo que no gotee. Cuando se seque, verás el resultado final. Claro, que no es fácil que consigas el mismo tono, exacto, del velo que del vestido, pero al menos, sí conseguirás que no se note tanto la diferencia entre el blanco y el marfil. 

La verdad es que es un método que le contó la dependienta de una tienda a una amiga, y al parecer, lo hacen muchas novias y el resultado es bastante bueno, así que... 

Foto de Novias y moda

Oscurecer un velo es posible

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?

Empresas de Bodas

Quieres que tu empresa aparezca en este listado? Registrate

 

Comentarios recientes

Usuarios nuevos

  • marco
  • Alvaro
  • BelenBelchuches
  • VIPDETALLES
  • artistic-a