boda Rafael Medina



Por fin se ha celebrado una de las bodas de famosos más esperadas en el panorama nacional: la de Rafa Medina, el hijo de Nati Abascal, y Laura Vecino. Está claro que la boda destilaba glamour por los cuatro costados...

Y claro, no lo digo solamente por los novios, sino también por los invitados. Y es que todos ellos acudieron al Palacio de Tavera realmente estupendos. Por cierto, que de los novios no hay imágenes -de momento- porque entraron por otra puerta.

En la boda hemos podido ver a la Duquesa de Alba con Alfonso Díez (estupenda de rojo con un estilo goyesco muy original), a  Enrique Ponce y Paloma Cuevas, que se dedicía por el color rosa palo, a 'El Juli' acudió con su mujer, Rosario Domecq o Jaime de Marichalar.

Carmen Martínez Bordiú y José Campos o Cari Lapique con sus hijas tampoco han faltado a la boda

Otra de las más guapas ha sido Genoveva Casanova, que llevaba un traje de chaqueta y falda gris, con preciosas joyas de Chocrón.

El diseñador Valentino o la modelo Valeria Mazza tampoco han faltado al enlace, igual que Nieves Álvarez o María José Suárez.

Por cierto, que otro de los que llamó la atención fue Rosauro Baro, pero más bien por su acompañante, Amaia Salamanca, que se han convertido en una de las parejas de las que más se habla. Por cierto, que ella estaba muy guapa con un modelo en chifón de seda, con escote palabra de honor de Diane von Furstenberg.

Y más de rumores: se decía que Álvaro Muñoz Escassi podía tener algo con Vicky Martín Berrocal (con un diseño suyo en color maquillaje), y coincidieron en la boda, pero cada uno llegó por separado.

Pues nada, si tienes una boda a la vista, toma nota de los vestidos de fiesta de las invitadas, que estaban de lo más glamourosas.

Vía| Hola

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?



Chaqués para la boda de Rafael Medina

No es que el traje del novio deba de  ser un secreto, pero la verdad es que dado que su importancia en algo temor que el vestido de la novia, creo que este también debe de mantener su aura de secreto y así poder sorprender tanto a la novia como a los invitados.

En el caso de la próxima boda de Rafael Mediana y Laura Vecino, este punto ya ha sido desvelado y es que según parece el Duque de Feria ha impuesto el Chaqué a todos sus invitados, cosa que no hace prever que el mismo irá con este tipo de traje.

Personalmente a mi el chaqué es el traje de novio que más me gusta para las bodas, si es de mañana, y el frac si es para una boda glamorosa de noche.

Eso de llevar trajes normales para un día tan importante es quitarle importancia al momento.

Y aprovechando el tema vamos a hablar un poquito sobre el, y sus clalve para lucirlo con acierto.

El chaqué o  chaquet es el traje de máxima etiqueta para el hombre para un evento, fiesta o boda, siempre que esta se a de día.

Su forma larga y abierta por detrás se debe a sus orígenes y es que antaño esta prensa era utilizada por los nobles ingleses para montar a caballo.

Muchas personas la consideran una prenda burguesa solo apta para la alta burguesía y nobleza, y representantes políticos. Una idea absurda y es que la elegancia y la clase no está reñida con títulos, dinero o cargos.

La partes del Chaqué son:
El chaqué se compone de cuatro piezas y alginos complementos.

Levita. El nombre que recibe la chaqueta del chaqué. Es una de las partes que menos licencias permite siendo el color el que puede variar. Lo normal es que sea negra, gris marengo o gris claro en algunas ocasiones (sobre todo en boda de mañana). Su estilo es parecido al de las americanas, con solapas clásicas, pero en este caso es mas larga, va con una cola abierta y redondeada y lleva solo un botón a la altura del ombligo

Chaleco. Lo más clásico es llevarlo gris, para los hombres más jóvenes, y negro para los de más edad, aunque últimamente se permiten algunas variaciones antes solo permitidas al novio. Antes estos eran los únicos que podían permitirse llevarlo de colores ( beige, azul cielo o buff, un tono más dorado muy de moda) o con estampados para llamar así algo la atención. Puede ir recto o cruzado con 3 o más botones.

Pantalón. Esta pieza siempre va en tonos grises aunque puede variar de más claro a más oscuro, pero siempre  con  rayas verticales, y con una o dos pinzas. Están creadas de lana, la de cheviot, muy gruesa es perfecta para estaciones más frías, mientras que para primavera o verano tenemos las lanas frías. La raya debe de ir muy marcada con bajos normales, sin vuelta. Y tiene que quedar muy ajustado ya que no permite añadir un cinturón aunque si se puede llevar tirantes y algunos llevan trabillas laterales.

Corbata. La corbata tradicional del chaqué era gris o negra, pero hoy está permitido añadir más colores con tonos claros y vivos, rojos, rosas, azules, verdes, amarillos, o de colores oscuros con topos o rayas oblicuas. La corbata debe de ser de seda, nunca estrecha, ir bien ajustada, está perfectamente pulida y  con el nudo windsor,
Los novios y solo los novios, puede llevar el corbatón, que es muy parecida a la corbata en la forma y en la forma de anudarse, pero con las palas mucho más anchas. Personalmente no me gustan nada, pero muchos novios la eligen para dar un toque más especial a su atuendo.

Camisa. Siempre, clásica y blanca. Con cuello italiano ( que tiene la rigidez y es espacio perfecto para el nudo doble de la corbata) y puño doble (para añadir los gemelos).

Los gemelos, deben de ser sencillos y discretos de palta o en tonos plateados.

Zapatos. Siempre deben de ser clásicos y formales. En color negro y con punta redondeada tipo Oxford. Debe de limpiarse muy bien y sacarle brillo, pero nunca pensar en zapatos de charol, mocasines o zapatos con troquelados.

Pañuelo. Los novios suelen llevar el prendedor de boda que es una pequeña composición floral que va a juego con el ramo de novia, pero también pueden llevar el pañuelo si o desean, siempre en color blanco. Al colocarlo solo puede sobresalir tres centímetros por encima.

Para los invitados lo mismo, aunque si vuestra chaqueta no lleva bolsillo para ponerlo, no os volváis locos ya que no todos los chaqués lo llevan.

Para los invitados. Llevarlo o no llevarlo. Cuando, como y porqué.
- Si el novio pide expresamente que se vaya de chaqué, este es obligatorio para todos los invitados.
- Si el novio va de chaqué, pero no extiende la etiqueta al resto de los hombres, tu puedes optar por llevarlo si quieres, aunque el novio no lo haya pedido. De esta forma tendréis ocasión de sacar partido al traje que seguramente tuviste que hacerte para tu boda, la de tu hermana o algún otro familiar o amigo.
- Y lo que nunca se debe de hacer es ponerse un chaqué si el novio no va con este tipo de traje.

Por una cuestión de empatía, personalmente creo que si el novio va de chaqué, los padres y hermanos como mínimo, debería también lucirlo, e incluso amigos y familiares muy cercanos como tíos y primos hermanos.

En la boda de los príncipes de Asturias encontramos muchos ejemplos de cómo llevar el chaqué perfecto. A mi me gustó mucho como fue Beltrán Gomes Acebo, Severiano Ballesteros y Lorenzo Milá.

Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina
Chaqués para la boda de Rafael Medina


La pareja se casa

Lo cierto es que cuando uno decide casarse, es muy consciente de la cantidad de preparativos que quedan por delante. El problema es que no siempre las cosas se solucionan en el momento adecuado…

Y eso es algo que le puede pasar a cualquiera, ¡hasta a los famosos! Y si no, que se lo cuenten a Rafael Medina y Laura Vecino, que a relativamente poco tiempo de su boda, ya han tenido que hacer frente al primer imprevisto.

Y es que al principio tenían pensado casarse en la catedral de Sevilla, pero según parece, han tenido que cambiar sus planes, así que ahora tendrán que pensar en otra alternativa. La verdad es que la catedral de Sevilla era el lugar ideal para la boda, de una belleza impresionante.

Pero bueno, al mal tiempo, buena cara (o al menos eso dice el refrán) Lo que está claro es que si te encuentras ante un imprevisto como estos, lo mejor que puedes hacer es no agobiarte ni estresarte y pensar en positivo. ¡Seguro que al final encuentras una solución!

Por cierto, ¿te ha pasado algo parecido? ¿Has tenido imprevistos de última hora en la organización de tu boda? Cuéntanoslos… seguro que entre todas, encontramos la solución perfecta.

La pareja se casa

Empresas de Bodas

Quieres que tu empresa aparezca en este listado? Registrate

 

Comentarios recientes

Usuarios nuevos

  • marco
  • Alvaro
  • BelenBelchuches
  • VIPDETALLES
  • artistic-a