Bitácora de aileas



Sorpréndele con tu discurso de boda

Las palabras son capaces de hacer reír, de hacer llorar y de poner los pelos de punta. La palabra tiene poder y lo tiene tan fuerte porque es el instrumento que usamos para poner voz a nuestros sentimientos, a nuestros deseos, y a todo aquello que no puede verse, ni tocarse pero que hace que seamos felices y que tengamos ganas de vivir. En un día como el día de tu boda las palabras son un elemento clave para hacer que tu pareja se sienta la más afortunada del mundo por tenerte y por quererte.

Durante la ceremonia es cuando suelen tener cabida los discursos de bodas; su momento es versátil: puede ser durante el momento del enlace, en el banquete o, más tarde, en el baile. Desde BodaEstilo te recomendamos que empieces a hablar cuando él menos se espere que vas a hacerlo. Sorpréndele, déjale atónito y conseguirás hacerle vibrar de emoción.

Hay muchas maneras de enfocar el discurso de boda, puedes hacerlo desde un punto de vista bromista o romántico. Sea cual sea, tus palabras deben ser sinceras, debes mirar a los ojos de tu marido y no dejar de sonreír.

Un discurso de boda bromista

Si eres una persona risueña y amante de la comedia y las bromas, tu discurso de boda debe de estar enfocado con un tono humorístico. Aunque sea el día de tu boda, tu esencia debe permanecer intacta y no debes fingir ser alguien que no eres, al contrario: debes de ser más tú que nunca. Por eso, si eres una chica divertida, te aconsejamos que incluyas en tu discurso escenas o anécdotas graciosas que os hayan ocurrido a los dos. El recuerdo de las risas conseguirá haceros sonreír de nuevo y descubrir que justo ese día empiezan muchas más nuevas risas.

Un discurso de boda romántico

Para las personas que ven el mundo desde un prisma romántico, aquellas que deshacen con un ramo de flores o con un "te quiero" susurrado entre pétalos. Para todas esas mujeres románticas, el discurso debe estar repleto de de guiños amorosos. Recordar cómo os conocistéis, qué es lo que te gusta de él o la primera vez que te dio un beso, son momentos ideales para construir un discurso lleno de romanticismo, belleza y amor. Tu marido caerá rendido a tus pies y te comerá a besos cuando, delante de todos, seas capaz de gritar lo mucho, muchísimo, que le quieres.

Otra opción es hacer una mezcla de ambos tonos y conseguir un discurso romántico y humorístico. Pero ¡cuidado! si te decides por esta última opción debes ser consciente de que el discurso de boda debe de ser breve, no puedes extenderte en demasía pues los asistentes se aburrirían y tus recuerdos quedarían vagos en el aire. Recuerda: es mejor pocas palabras y bien dichas que muchas y sin fuerza poética.

En BodaEstilo te dimos las claves para preparar tus votos matrimoniales.

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?



Ha llegado el gran día, la ceremonia ha sido perfecta, el banquete delicioso y tú has sentido el amor y cariño de tu familia y amigos. Todo ha salido redondo pero ¿ahora qué? Ahora te encuentras en la habitación, con tu ya marido y una noche repleta de horas dispuestas para que la pasión y el amor aflore por todos los rincones de la habitación. ¿Estás preparada?

En BodaEstilo sabemos lo importante que es para nosotras el tener una noche de bodas perfecta, por eso, vamos a darte una serie de consejos que harán que vivas una noche digna de una película romántica de Hollywood.

Consejos para tu noche de bodas:

1. Sedúcele por el olfato

Perfúmate. Acabas de pasar todo el día arriba y abajo, con nervios, alegría y lágrimas, tu cuerpo estará cansado y repleto de una mezcla de olores difíciles de identificar. Antes de acudir a la cama, con tu esposo, ve un momento al baño, lávate la cara con jabón y échate unas gotas de perfume en el cuello, muñecas y escote. De este modo, con sólo tu olor, te volverás irresistible.

2. Sedúcele por el tacto

Aún en el baño, échate un poco de crema o aceite corporal por tu cuerpo; de este modo conseguirás que se haga suave al tacto y que acariciarte se convierta como un placer de los dioses.

3. Sedúcele por la vista

Vístete con lencería sensual. Visualmente es muy importante la seducción por la mirada. Llevar un corsé, un sujetador de encaje o un liguero puede conseguir que la temperatura de la habitación suba hasta 100ºC por tu presencia. Consigue un conjunto interior sensual y sorprende a tu recién estrenado marido con una imagen nueva, sorprendente y excitante.

4. Sedúcele por el oído

Acompaña vuestra velada con un poco de música ambiental. Cuando una pareja está amándose, el silencio reina en la sala y sólo las voces de los amantes suenan por las paredes; sin embargo, la noche de tu boda, puedes hacer que una dulce melodía os acompañe y haga que vuestros cuerpos se dejen llevar por el ritmo, la suavidad y el compás de la melodía. Pruébalo, verás que el oído también puede desempeñar un papel muy importante durante esa noche tan especial.

5. Sedúcele por el gusto

Y si eres un poco atrevida, llévate un poco de chocolate o nata a la habitación. Los sabores sobre la piel de tu amado se intensificarán y se harán más gustosos, más divertidos y muy, pero que muy, sensuales.

Durante tu noche de bodas, todos los sentidos de percepción estarán involucrados: olor, tacto, vista y gusto. Vive una velada romántica, sensual y divertida siguiendo estos consejos que te damos en BodaEstilo. ¡Le encantará!

En BodaEstilo te dimos las claves para que escojas la mejor lencería para el día de tu boda.



Ideas para el maquillaje de tu boda

El rostro es el espejo del alma, eso dicen y es la pura realidad. Mirar a alguien a la cara es leer sus sentimientos, su estado de ánimo y la emoción que siente en ese momento, es por este motivo, que el maquillaje es esencial para el día de tu enlace matrimonial.

Lucir bella y radiante sólo depende de ti y de la manera en cómo tengas de enseñarte al mundo. El día de tu boda es importante llevar una cara despejada que muestre un rostro radiante, lleno de felicidad y de hermosura.

Consejos para el maquillaje ideal

1. El maquillaje no debe esconder tu cara, debe resaltar tu belleza. Tus puntos fuertes deben reforzarse con un maquillaje más intenso para que, así, destaquen más en el conjunto de tus facciones. Así pues, si tienes unos ojos grandes o bonitos, resáltalos con eyeliner, con rimmel y con una suave sombra de ojos. En el caso de que tus labios sean carnosos y bellos, resáltalos con una pintura suave y sugerente que le den un toque de sensualidad sin pasarse.

2. Olvídate del exceso de maquillaje. Escoge una de los opciones: ojos o boca. Este es el tip ideal para que luzcas preciosa el día de tu boda. Olvídate de maquillar en exceso todas tus facciones, destaca una sobre la otra y, de este modo, equilibrarás el naturalidad y tu rostro se verá arreglado pero natural.

3. El efecto natural es algo imprescindible en tu look de novia. Colores fuertes, vivos y rompedores son un lastre para el día de tu boda. Apártalos y apuesta por tonos más suaves y parecidos a tu color de piel; de este modo, el maquillaje parecerá inexistente y serás más tú que nunca.

Con estos 3 consejos ya puedes empezar a diseñar tu maquillaje para el día de tu boda. Sin embargo, no debes olvidar combinar los tonos elegidos con el color de tu vestido, es algo imprescindible a la hora de escoger maquillaje.

En BodaEstilo ya hablamos sobre el maquillaje de la novia, consulta aquí este artículo imprescindible para tu gran día.

Ideas para el maquillaje de tu boda


Cuando pensamos en el día de nuestra boda, una lista interminable de "Cosas por hacer" se dibuja ante nuestros ojos. El ramo, el vestido, las invitaciones, el banquete y un sinfín de obligaciones se acumulan en nuestra cabeza. En Boda Estilo sabemos lo difícil que es organizar una boda, por eso, te damos las claves para que no olvides absolutamente nada en la celebración de tu gran día.

Las joyas son uno de los complementos más amados por las mujeres. Collares, anillos y pendientes son las delicias de muchas mujeres; por este motivo, el día de tu boda debes escoger, con detalle, qué tipo de pendiente encaja con tu vestido. Hay múltiples variedades de pendientes y la elección de uno u otro va en relación a los gustos de cada una pero existe una norma básica de combinación que no debes romper si quieres triunfar el día de tu boda, ¿quieres saber cuál?

Dime qué vestido llevas y te diré qué pendiente combina mejor

Sí, todo depende del vestido. Más que del vestido, del escote y de sus mangas. El cuello es una de las zonas más sensuales del cuerpo femenino y con los pendientes se consigue que la atención recaiga en esta zona, por eso, debemos realzar su aspecto sin recargarlo ni dejarlo demasiado desnudo.

Vestido palabra de honor

Si has escogido este escote para celebrar el día de tu enlace, unos pendientes largos y grandes son la mejor opción para vestir. De este modo, la desnudez de tus hombros quedará acompañada por la sofisticación de una bella joya.

Vestido de tirantes

Con este tipo de vestido de novia, es recomendable que el pendiente que lleves sea discreto y pequeño. Joyas que estén pegadas a la oreja, que no cuelguen y que sean bellas por su discreción, son las que debes llevar si has escogido este vestido.

Los complementos son esenciales para completar tu look de novia, embellecen, otorgan un aire de elegancia y de buen gusto. El día de tu boda es tu gran día y siguiendo nuestros consejos, brillarás con luz propia.

En Boda Estilo ya te hablamos de la importancia de los complementos de la novia.



Tradicionalmente, en las bodas el color, predominante ha sido el blanco del vestido de la novia y el negro del traje del novio. Colores suaves, pasteles y cálidos son los que los invitados suelen vestir en este día tan señalado. Sin embargo, el color es sinónimo de vitalidad, de alegría y de vida ¿y qué mejor que estos sinónimos para un día como el día de tu boda? Haz que tu boda sea inolvidable y llénala de colores, llénala de vida.

 

Ideas para tener una boda diferente

 

Sorprende a tus invitados y haz que tu ceremonia esté vestida con colores. Tanto si la celebras en el exterior como en el interior, siempre podrás poner algunas telas que le den brillo al entorno. Otra opción es, por ejemplo, vestir las sillas de los invitados con telas de colores o flores de colores. También puedes ser tú misma quien lleve distintos colores en el ramo y romper con la homogeneidad cromática con la que suele diseñarse el ramo. En BodaEstilo tenemos una sección especial de ramos de flores, consúltala aquí.

Los globos también son un elemento que le dan un toque divertido a la ceremonia: llenar el espacio con globos de colores aportará un toque de distinción y originalidad para este día que estará lleno de sonrisas. No debemos olvidar que la diversión es uno de los ingredientes principales que hacen que una celebración sea especial, por este motivo, introducir guiños hace que la boda sea más desenfadada y diferente a las demás. En BodaEstilo ya os hablamos sobre el "árbol del amor", consúltalo aquí.

Haz de tu boda una experiencia inolvidable para ti y para todos tus invitados. Con un poco de originalidad y una mente creativa, conseguirás sorprenderlos a todos y hacer que tu día esté lleno de felicidad.

Empresas de Bodas

Quieres que tu empresa aparezca en este listado? Registrate

 

Comentarios recientes

Usuarios nuevos

  • VIDEOBODASBARCELONA
  • florjara
  • Federica Sal
  • labonamusica
  • Alonso Gomez