El significado de las flores

Sunday, September 14, 2008 23:39      Publicado por: tatiana
Publicado en la categoria complementos novia

Tanto una novia con apenas unos toques de ilusión (flor que simboliza un casamiento fructífero) como una con una gran corona de azahares mezclados con diamantes (como la Reina Victoria) se están armando con el poder de doscientos años de tradiciones, que fueron hechas para asegurar un buen matrimonio, que hablan del amor entre la novia y el novio y que celebran la continuación de la vida. Las tradiciones asociadas a las flores de la novia son tan perdurables, que muchas tienen sus raíces en los jardines de los antiguos griegos y romanos, especialmente aquellas asociadas a las rosas y los azahares.

El lenguaje de las flores:

El lenguaje de las flores tomó verdadera forma durante la era victoriana, cuando surgió un gran vocabulario de significados ocultos que deberías tener en cuenta antes de elegir las flores que llevarás en la cabeza. El Lenguaje de las flores, un libro que sigue siendo muy apreciado en la actualidad, se convirtió en una guía popular para descifrar las complejidades del lenguaje floral. Si una dama victoriana recibía un ramo de pensamientos de un pretendiente, podía rápidamente interpretar que él le estaba diciendo “piensa en mí”. Las lilas se asociaban con el primer amor y los lirios con la pureza. Las rosas eran las flores con más significados, expresando varios sentimientos al mismo tiempo. Su color, largo y hasta el hecho de que sus espinas se hubiesen cortado, tenían un significado en la semántica victoriana. Las rosas rojas se asociaban con el deseo, mientras las blancas representaban la inocencia. El amarillo presagiaba los celos, y es por eso que hasta hoy en día las flores de ese color no son las más populares entre las novias.

Pero, más allá de su significado, la novia debe elegir una flor que le quede bien. Las margaritas, por ejemplo, son ideales para mujeres con un estilo ingenuo y bucólico; el jazmín del país queda muy bien con las caras de rasgos suaves y con vestidos de encaje, del estilo de fines del siglo XIX; los ibiscos favorecen a las novias de tipo isleño. Las rosas y las camelias son muy románticas, pero las primeras tienen más fuerza y pasión, mientras que las segundas son más refinadas y serenas. Las calas y las magnolias son muy bien llevadas por chicas altas y de porte elegante. En realidad, cualquier flor que elija una novia para su tocado, la conectará con el pasado y enriquecerá su experiencia nupcial.

Azahares:

Una de las flores más asociadas con las novias es el azahar, aunque probablemente muchas de las mujeres que se casan actualmente no hayan visto jamás la flor del naranjo. Siglo tras siglo, las novias han incorporado esta flor legendaria a su atuendo nupcial. Rodeada de mitología, el azahar se asoció primero con la diosa griega, Hera, responsable del concepto del matrimonio como algo sagrado. Una antigua mitología sostenía que Hera había sido obsequiada con azahares la noche de su casamiento. Juno, la diosa romana y protectora de las mujeres y el matrimonio, también recibió estas flores cuando se casó con Júpiter.

Pero, aparte del mito y la leyenda, hay otras razones por las cuales la flor del naranjo mantiene su lugar como símbolo de la fertilidad y el amor. El naranjo tiene la cualidad de florecer en todas las estaciones y de producir frutos al mismo tiempo que florece. Además es un árbol perenne, que nunca pierde sus hojas y siempre está vivo y vibrante, como debe ser todo matrimonio exitoso.

La tradición de los azahares se ha mantenido por varias épocas. Pero fue una reina de apenas veinte años quien ha arrastrado el mito hasta los tiempos modernos. Cuando la joven Reina Victoria, pudiendo elegir cualquier pieza de su gran colección de tiaras de diamantes de valores incalculables, prefirió en cambio una corona de azahares para su pelo, todo el mundo interpretó que Victoria quería casarse como una mujer, más que como una monarca. Esta reverencia a la tradición romántica conmovió a las novias de ambos lados del Atlántico con tanta fuerza, que todas empezaron a llevar coronas de azahares.

Hiedra y mirto:

Varios mitos griegos describen cómo, la diosa del amor y de la belleza, emergió del océano acompañada por varias ninfas que llevaban coronas de mirto. Por eso, el mirto es visto como la flor perfecta para los enamorados. Además, su capacidad de florecer durante todo el año es asociada a la constancia del amor.

En Inglaterra, en el siglo XVIII, las novias acostumbraban a plantar mirto en ambos lados de su nuevo hogar. Se creía que si el mirto se enraizaba, la novia disfrutaría de una gran felicidad en su matrimonio.

Es una idea muy linda agregarle al tocado una flor que después se pueda plantar.


Both comments and pings are currently closed.

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?

One Response to “El significado de las flores”

  1. Peinados | El blog de tu boda says:

    September 18th, 2008 at 8:08 pm

    [...] toda noción de simplicidad. Las novias empezaron a enrularse, levantarse y adornarse el pelo con flores, joyas, plumas y otros elementos que combinaban con la exuberante vestimenta de la [...]