Bodas en el cine, el triunfo del amor

Wednesday, February 25, 2009 0:59      Publicado por: leticia
Publicado en la categoria peliculas de bodas
Comments Off

fourweddingsyd9

Hace un par de días fue la ceremonia número 81 de los premios Oscar. Más allá de triunfos y estatuillas, más allá de vestidos y peinados, una de las cosas que más me llamó la atención fue un pequeño segmento dedicado al romanticismo en el cine que tuvo lugar apenas comenzó la ceremonia.

Porque la imponente voz de Hugh Jackman entonando la apertura del evento dio lugar a un bonito resumen que se ocupó de mostrar algunas románticas escenas de amor del cine de ayer y de hoy. Fue entonces cuando vinieron a mi mente miles de películas de amor que forman parte del catálogo esencial de todo aquél amante del cine: Realmente amor, Cuatro bodas y un funeral, El casamiento de Muriel, El banquete de boda, 27 vestidos, El último beso, Emma, Bodas y prejuicios, La boda de mi mejor amigo. La lista sigue y sigue.

Si hay algo de lo que el cine se nutre es del amor y es por eso que más allá del género o la trama la secuencia suele repetirse: atracción, conflicto, resolución del conflicto, amor. Porque aún cuando se trate de resolver un misterio o un crimen, el amor está presente en algún lugar de cada filme.

Puede ser en tono de comedia, de romance edulcorado o de tierna historia de amor. También se da en el marco de aquéllas historias conflictivas al mejor estilo Romeo y Julieta en donde finalmente, y luego de luchar hasta el cansancio, el amor sale triunfante. Y no podían faltar aquéllas historias románticas que se nutren y crecen al desafiar a las normas vigentes. Lo vemos en la recién estrenada Milk, que muestra la vida del primer activista gay que llega al gobierno norteamericano y también en Historias de Filadelfia, cuando un demacrado Tom Hanks enfermo de SIDA decide desafiar a las leyes.

Ya lo decía Tom Jones, el amor está en el aire… y omnipresente también en el cine. Las historias de amor inundan la pantalla grande, las bodas son grandes celebraciones para el público que se sienta en la butaca y se apropia de esas historias ajenas. Es una receta repetida pero siempre eficaz.


Both comments and pings are currently closed.

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?