Boda gitana

Thursday, August 28, 2008 17:50      Publicado por: tatiana
Publicado en la categoria bodas, bodas tematicas, costumbres
Comments Off

En estos días hemos estado viendo como se realiza una boda judia así como los aspectos a tener en cuenta en la ceremonia católica. Hoy veremos como se lleva a cabo una auténtica boda gitana:

La boda es una de las grandes fiestas que celebra la comunidad gitana. Los novios se casan por el rito evangelista o católico por la mañana. Según la tradición gitana, los novios tienen que llegar vírgenes al matrimonio .

Si la niña no es virgen, no se puede casar. A no ser que encuentre un hombre que no esté casado y que se quiera juntar con ella.

Una figura muy importante es la conocida “ajuntaora”. Esta figura, de gran tradición familiar, es la encargada de comprobar el día de la boda si la desposada es virgen mediante la prueba del pañuelo.

La prueba consiste en meter a la novia en una habitación para realizarle la prueba. Si el pañuelo sale manchado con tres rosas es virgen y se puede casar. Y de lo contrario, si el pañuelo no sale manchado, la chica no es virgen y no se puede casar. Actúan de testigo algunas de las mujeres invitadas a la boda.

Aunque a veces la prueba da negativo, a casi todo el mundo le salen las tres rosas, porque las mujeres ya saben que han de ser vírgenes si quieren hacer una boda gitana.

Se utiliza un pañuelo precioso, de medio metro de largo, blanco, con unas rosas y una tira bordada. El pañuelo va incluido en el precio que se cobra por este servicio, que es de unos 600 euros.

Una vez casados, el hombre debe ser totalmente fiel a su mujer. En la cultura gitana tradicional la pureza de una novia es un valor tan codiciado como la vida misma, y en el siguiente verso de alboreá se simboliza el ritual de la prueba de pureza. Cuando se exhibe el pañuelo manchado de sangre demostrando la legitimidad del matrimonio, es el momento de la alboreá, un cante tan místico como la costumbre a la que acompaña.

“En un verde prado tendí mi pañuelo,salieron tres rosas como tres luceros”.

Hasta hace poco no se escuchaban las alboreás fuera del entorno de una boda, e incluso fue prohibido que la escucharan oídos ajenos. La palabra ‘alboreá’ es una contracción de ‘alboreada’ pero el significado exacto del nombre nunca ha sido definido satisfactoriamente. Algunos estudiosos dicen que alude a que en sus remotos comienzos fue cantado al amanecer, posiblemente sin tener ninguna relación con las bodas. Otros creen que el nombre se refiere al hecho de que a menudo se canta a los novios al amanecer.

Más sobre este tema en bodaestilo.com


Both comments and pings are currently closed.

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?