Boda en Un Castillo Medieval

Friday, November 28, 2008 11:29      Publicado por: vanesa
Publicado en la categoria Banquete, bodas tematicas

Alguna vez has pensado en casarte como una princesa, en un castillo medieval? Pues si este es uno de tus sueño, hazlo.

La verdad es que en España tenemos suerte, y prácticamente en todas las provincias hay castillos que han sido rehabilitados y que ofrecen sus servicios para la organización de bodas.

Imagínate llevando en un coche antiguo, en un coche de caballos o a lomos de un corcel, como más te guste, a la entrada del castillo. Cruzar las inmensas puertas que te darán la bienvenida engalanadas para la ocasión. Dar el si quiero en unos hermosos jardines, donde después tus invitados podrán disfrutar del cóctel mientras que vosotros os hacéis las fotos, y terminar en un gran salón lleno de flores y banderas, con las mesas dispuestas en hileras, donde disfrutares de una espléndida cena y sus posterior fiesta.

Además, tenéis la oportunidad de tematizar todo para que cada elemento de la boda vaya acorde con el momento.
El vestido de novia estilo medieval, con flores en el pelo. La invitaciones tipo cofre o pergamino, el baile de apertura, la disposición de los invitados, la comida que se sirva, los

detalles que se den…todo lo podéis tematizar.

Un ejemplo de castillo típico medieval sería por ejemplo El castillo de la Arguijuela, que se encuentra en Cáceres.

Este se alza sobre la antiquísima VilaLata, data del siglo XV, y pertenecía a la familia ovando.

Su actual propietario es el vizconde de Roda, quién lo rehabilitó, y se asoció en 1996 con César Ráez para crear el restaurante Torre de Sande, que da servicio de catering al Castillo de la Arguijuela.


Both comments and pings are currently closed.

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?

One Response to “Boda en Un Castillo Medieval”

  1. Bodas con estilo medieval | BodaEstilo says:

    March 6th, 2009 at 11:24 am

    [...] que deben prepararse más para una fiesta de disfraces que para un casamiento, pero en fin, que una boda medieval tiene su [...]