El anillo de Boda para ellos: historia

anillos de boda

A todos nos sorprendió saber que Guillermo de Inglaterra no luciría anillo de boda tras su enlace con Catherina Middelton. Pero no es que no lo quisiera llevar, sino que ni siquiera este símbolo, que la mayoría vemos como imprescindible dentro de lo que es cualquier ceremonia de matrimonio, no sería ni siquiera intercambiado por los novios durante la boda.

Muchos pensaron que era una excentricidad más de la realeza, o que simplemente que al príncipe no le gustaban los anillo que y seguiría la idea de su abuelo y padre, los cuales tampoco llevan anillo de boda, para su comodidad. Pero no porque resulta que su decisión esconde una historia que hay que contar.

Con motivo de la boda real inglesa el portal BBC publicó un reportaje firmado por Stephen Robb donde nos explicaban esta decisión de no llevar anillo de boda.

Todos sabemos que la tradición de los anillos de boda nos llega de época egipcia cuando el hombre ataba a los tobillos o muñecas de la mujer un lazo de hierbas, para de alguna forma marcarla como “propiedad”. La verdad se que suena un poco mal, pero esa es la verdad ya que así ellos creía asegurarse la fidelidad de ellas porque de esta forma no les podrían dejar.

Más tarde esta costumbre fue incorporada por los romanos, que  empezaron  utilizar brazaletes de hierro u oro ( dependiendo del poder adquisitivo del novio), pero no fue hasta después del sigo V cuando la religión cristiana las aceptó e incorporó dentro de sus ceremonias, manteniéndose la entrega del anillo solo por parte del novio hacia la novia.

Fue muchos siglos más tarde, con motivo de la segunda guerra mundial cuando esta tradición se transformó de la mano de los soldados que iban a la guerra.

Fueron concretamente militares de países occidentales lo que por iniciativa propia empezaron a llevar los anillos de boda de sus mujeres para tener un recuerdo simbólico de ellas y sus familias. Y pasada la guerra fue una costumbre que se asentó sin que nadie la cuestionara.

Su auge llegó por la década de los años 60 y 70 de la mano del auge de las joyas para hombres, y es que por esa época, en Inglaterra, se pusieron de moda las cadenas y pulseras para ellos.

Según la guía de etiqueta Debrett's llevar o no alianza de boda, en el caso de los hombres es una elección personal que no está amrcada por la tradición, pero en el caso de que se opte por lucirla, este debe de ser "discreto, adecuado y de buen gusto".

A mi personalmente si me gusta que mi marido lleve el anillo de boda porque tal y como dice Rachel Church, del Museo de Victoria y Alberto, en este caso para mi el anillo representa un símbolo de amor y compromiso que aceptamos el día de la boda, y signo de igualdad que une a los dos de la misma manera.


Más imagenes:

anillos de boda
anillos de boda
anillos de boda

Empresas de Bodas

Quieres que tu empresa aparezca en este listado? Registrate

 

Comentarios recientes

Usuarios nuevos

  • VIDEOBODASBARCELONA
  • florjara
  • Federica Sal
  • labonamusica
  • Alonso Gomez