PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

Experiencia de novia

En esta sección nuestras novias os contarán como ahn vivido ellas la preparación y organizaciónd e sus bodas. Su día a dia, pensamientos y sentimientos que concluirán con el día más esperado de su vida.


Salida de la iglesia

 

Hace días que no me veíais por aquí, y es que... ¡he estado de viaje de novios! Seguro que recordais los días en los que os contaba que ya tenía vestido, lo complicado que me resultó elegir los detalles de mi boda, y todo ese tipo de cosas. Pues bien, ¡ya estoy de vuelta! Y por supuesto, con todo lo que os he comentado sobre los preparativos de mi boda, no podía dejar de compartir con vosotras algo tan especial para mí. 

De momento no tengo muchas fotos para enseñaros, pero ya os iré enseñando cosillas... De momento, os cuento: fue un día inolvodable. Y para las que os casais pronto, un consejo: disfrutad del día a tope, desde el mismo momento en que abráis el ojo por la mañana, porque es un día lleno de detalles y momentos muy especiales, de los que merece la pena disfrutar. 

Cosas tan bonitas como el ramo que me enviaron mis amigas, o cosas como los nervios que me pusieron mientras me hacían la manicura (pero con cariño, claro), ¡¡con lo tranquila que yo estaba!! Sobre el maquillaje, me lo hice en MAC (acuden a maquillarte a casa), y lo cierto es que lo recomiendo 100%. El vestido (el secreto mejor guardado) era de San Patrick, el modelo Canigo de la colección 2011. Este año, por cierto, han sacado una nueva versión del modelo que también es muy bonita. El bolero que llevaba encima es el Eliane de Rosa Clará y el velo, al estilo pirata, fue todo un dilema, aunque al final creo que quedó bastante bien, ¿verdad?

Sobre el ramo, os hablaré otro día, pero os adelanto que fue un regalo y que me lo hicieron en Mayula, una floristería que merece la pena un post, ¡ya os contaré! Y bueno, de momento, os dejo una foto de mi llegada en un Hummer, ¡fue super divertido (aunque un poco difícil eso de subir y bajar) y de la salida de la iglesia. 

Y bueno, ya estoy por aquí otra vez. Y os tengo que confesar algo... ¡¡os he echado de menos!! :-)

Salida de la iglesia
Llegada a la iglesia
en la iglesia

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?



confeti

La verdad es que estaba bastante tranquila con los preparativos de la boda. Pensaba que había tiempo de sobra, que estábamos con casi todas las cosas "pensadas" y demás. Lo pensaba hasta que esta mañana he mirado el calendario y me he dado cuenta: ¡quedan menos de seis meses para la boda!

Y no tengo los detalles, no sé ni de lejos cómo quiero el ramo (bueno, por lo menos sé lo que no quiero, que también es un punto, ¿verdad?), no tengo los zapatos ni la ropa interior -y por cierto, la necesito para la prueba del vestido, que es dentro de nada-.

Pero con todo lo que tengo pendiente, me ha dado por pensar en qué me tirarán los invitados a la salida de la iglesia. Y nada, una duda más. Porque arroz ya es imposible, no dejan, al menos en la iglesia en la que yo me caso. 

Los pétalos de rosa están bien, es una idea que me gusta, pero tienen que ser naturales, aunque es una opción que me estoy planteando. Una amiga me ha comentado que le gusta la idea del confeti, pero no sé, ¿qué os parece?

La idea es alegre y animada, pero me da miedo que con eso del confeti no parezca una boda... He visto tiendas en las que venden una especie de tubos que se disparan y lanzan confeti y papelitos brillantes, la idea está bien, y también me gusta. 

¿Qué os parece? Una ayudita, por favor... ¡Espero opiniones! Y sugerencias, claro...

Foto de La novia novata

confeti


Foto de la novia

Hola a todos. Llevo muchos días desconectada de vosotros, lo sé, pero tengo una buena excusa... he estado ultimando los preparativos de mi boda, he celebrado MI BODA y nos hemos ido de Luna de Miel, ¿me perdonáis verdad?

Así que como os he tenido un poco abandonados os quiero recompensar con una minicrónica de nuestra boda, ¿qué os parece?

El sábado 9 de abril, a las 7h de la mañana estábamos mi madre y yo en la peluquería, allí nos peinaron y maquillaron maravillosamente, no se nos movió ni un pelo en toda la boda. Corriendo tuvimos que ir a casa porque ¡¡el fotógrafo había llegado!!

Me vestí... me puse mis delicadas medias, mis bonitos botines, la liga con el lacito azul, los pendientes de Tous regalo de mi hermana, una medallita que me dejó mi tía, el primer regalo que me hizo "mi marido": un reloj muy delicado... y ¡MI VESTIDO!

Nos hicimos una fotos modernas, sin poses extrañas, naturales y rápidas...

Mi amiga/padrina me hizo entrega del ramo de novia (maravilloso y realizado con un gusto espectacular) y no pude parar de llorar desde que empezó a pronunciar las primeras palabras del verso que escribió para mi, hasta el último punto. Me pareció un texto maravilloso, bonito, profundo y muy pero que muy nuestro.

La limusina nos esperaba y fue una experiencia única. Benjamines de cava, música de todo tipo, mi abuela de 86 años alucinada con el coche y la gente intentando descubrir qué famoso se encondía dentro de la limu.

Llegamos y... aunque sea inusual, llegamos antes que los invitados y que el novio. ¿Novio a la fuga? NNNNOOO!!! Hubieron problemillas técnicos, vamos que se perdió el autocar que llevaba a los invitados y el novio lo guiaba. Pero todo se solucionó con una vuelta más en limusina por el pueblo.

Llegamos... caminamos mi padre y yo... entramos lentamente y no sé quién estaba más nervioso de los dos. Empezó a sonar mi canción "Eppure sentire un senso di te" y andamos despacito para recordar todos los detalles. Y allí vi a mi futuro marido, guapísisimo, nervioso y muy emocionado.

La ceremonia fue preciosa, en una ermita muy pequeñita de Igualada (Bcn), estuvo llena de emociones, de risas, de lágrimas, de textos, de canciones...El cura dió su toque simpático a una boda fuera de lo común. Las hermanas leyeron unas líneas no religiosas que ellas mismas eligieron, muy entrañables. y entre las lecturas sonaron canciones muy nuestras: La vida es bella y Quiéreme. Tras el beso de los novios el cura Antoni pidió el aplauso de los invitados. Y nos esperaba lo mejor, el pasillo, lleno de amigos y familiares llenos de emoción.

No os quiero aburrir más, simplemente contaros que nos hicimos fotos fugaces, sin poses, fotos modernas, sin protocolo, fotos naturales, sin florituras y ... bajamos al Restaurant Sesoliveres a tomar el aperitivo con nuestros invitados.

Dar las gracias al Restaurant Sesoliveres porque todo era de una calidad excelente y, sobre todo, a Carmen que nos lo organizó todo tan bien que no nos preocupamos de nada en ningún momento.

Fue todo muy emocionante porque nosotros preparamos muchas sorpresas para nuestros amigos/familiares... un vídeo casero dando las gracias por acompañarnos... unas músicas muy divertidas... el árbol de los deseos... tabaco de color rosa... juguetes para los peques... kits de emergencia... Pero nuestros amigos/familiares también pensaron en nosotros y nos prepararon sorpresas muy tiernas... una sillita restaurada de cuando yo era pequeña... un cuadro hecho por una diseñadora gráfica contando nuestra historia... un álbum de las fotos de la despedida... un baúl lleno de monedas de chocolate... una cestita llena de monedas hechas caramelo...

Deciros que he estado muuuucho tiempo preparando esta boda y todos los invitados han alabado muchas de mis ideas. Me ha gustado tanto organizar todo y me he sentido tan feliz al ver que todo salía genial, que me estoy planteando ponerme a organizar bodas de otros, porque creo que no se me ha dado nada mal... ¿qué os parece?

En fin, para nosotros fue una boda de cuento, una boda de princesas y príncipes, una boda de cuento de hadas, una boda de película... una boda ideal y perfecta para nosotros.

Así que sólo nos queda por decir ¡¡¡VIVAN LOS NOVIOS!!!

Os dejo una foto de la novia, vamos una foto mía y os dejo la web de Joan Tudó, nuestro fotógrafo que nos hizo unas fotos espectaculares.

Me gustaría que me comentárais a ver qué os parecen, ¿ok? ¡Gracias por esperarme!

Foto de la novia


Ramo de novia original

Lo cierto es que cuando empecé a mirar mi vestido de novia y demás, pensé que elegir el vestido sería lo que más me iba a costar, y que una vez lo tuviera elegido, todo lo demás sería coser y cantar.

Ahora me doy cuenta de lo equivocada que estaba. Y es que como ya os conté hace días, elegir el vestido no me costó tanto, fue verlo y decidir que ese era el que más me encajaba y el que mejor me sentaba. 

Pero claro, no todo iba a ser tan sencillo. Ya tengo vestido, pero me falta... el ramo

¿Puede ser tan complicado elegir un ramo? Pues para mí lo está siendo. Y es que quiero algo original, que no sea lo típico. Me encantan las calas, o también un ramo estilo bouquet, pero que tenga un toque original. 

Algo como lo de la foto, por ejemplo, que no esté muy visto, pero un poco más discreto. Debe ser que pido mucho, porque hasta el momento, no he visto nada que me guste mucho. 

Aunque espero que me pase como con el vestido, y que el día menos pensado me encuentre un ramo con el que no tenga dudas... ;-)

Foto de Sparkle and hay

Ramo de novia original


Organizadora de bodas

Pues nada chicas, aquí sigo con los preparativos de mi boda. Aún quedan seis meses, pero cada vez son más las cosas en las que hay que pensar y la verdad es que se van acumulando: que si las invitaciones, que si los detalles, que si pensar en algo original para la decoración del banquete...

Y es que me apetece que la decoración del salón del banquete sea algo un poco especial, y que tenga detalles diferentes a los que pueda haber en otras bodas. Y claro, aunque el resultado es más original y demás, también es cierto que cuesta más tiempo organizarse.

Precisamente por eso, a veces viene muy bien encargar este tipo de tareas a una wedding planner, algo que está muy de moda en otros lugares, y que aquí se va poniendo poco a poco de moda. Entre las ventajas, destaca sobre todo el hecho de que te ahorra un montón de tiempo y que además, te puede dar ideas muy originales para hacer una boda especial.

Pero claro, con lo que sí hay que contar es con que supone un desembolso económico bastante más importante que si eres tú la que se encarga de los detalles. Vamos, que al final, es cuestión de valorar los pros y los contras y tu presupuesto, y tomar una decisión.

De todas formas, si no lo tienes muy claro, lo que sí puedes hacer es pasarte por una wedding planner para que te haga un presupuesto y demás, así podrás hacerte una idea aproximada y decidir en base a datos concretos.

Y tú, ¿ya has pensado si vas a querer contratar una wedding planner? Ya nos contarás...

Foto de st. simons elopements

Organizadora de bodas


velitas rosa

Pues nada, aquí sigo dándole vueltas y más vueltas al asunto de los preparativos de mi boda. Y si elegir el vestido fue una cosa bastante más sencilla de lo que me había imaginado, resulta que ahora me encuentro con otros problemas.

Y es que por si fuera poco lo indecisa que estoy con los detalles, ¡es que de verdad, no sé qué puedo dar a los invitados que sea a la vez original, personal y que no se pase de presupuesto!

Pero bueno, el asunto ahora es el siguiente: la decoración de las mesas del banquete. Cuando hablé con el encargado del restaurante, me comentó que solían hacer lo típico, un centro de flores y demás.

Pero yo le comenté que me apetecía algo diferente, con un toque más personal y un estilo más "mío". Y claro, me dio varias alternativas, como por ejemplo, hacer centros de mesa más originales o poner unas velitas con otro tipo de flores.

Y la verdad es que lo de las velitas me ha encantado, y creo que me decidiré por eso. ¿Qué os parece? Hay quien dice que las velitas pueden ser un poco molestas, pero es que le dan un aire muy romántico, ¿verdad? Además, no estará todo lleno de velas, sino solo algunas.

Ay, no sé... La verdad es que me encanta lo de las velitas, pero tampoco me acabo de decidir del todo. Hay que ver la de vueltas que le estoy dando a la cabeza con esto de la decoración.

¡¡Ayuda!! :-)

Foto de Beautiful Blue Brides

velitas rosa

Que tal un crucero de lujo para tu viaje de novios?



Jordi Anguera

Mi boda se acerca... quedan menos de dos meses y... quería compartir con vosotras mi "experiencia de novia" a la hora de escoger el diseñador de Mi Vestido de Novia. Pensaba que era una decisión complicada pero estaba equivocada, fue una decisión !!complicadísima!!

Algunos amigos y amigas mías dicen que soy muy rápida, aunque yo diría que soy previsora...

Me caso en el mes de Abril de 2011 y en junio del año pasado ya reservé mi vestido de novia. Hacía algunos meses que ya iba mirando vestidos y, de hecho, acudí a una tienda muy conocida que hacía descuentos en vestidos de novia. Me probé unos diez vestidos, pero ninguno me convencía y... me entraban las dudas... ¿cómo puede ser que no me guste ninguno, si un montón de chicas se llevan sus vestiditos?

Así que me puse manos a la obra en internet: "Misión Vestido", y empecé a buscar por aquí y por allá. Es cierto que yo conozco mi tipo y sé que es lo que me queda bien y lo que... no me queda tan bien. Así que tenía una idea clara y por casualidad fuí a parar a la página de El Tocador de la Novia (podemos encontrar sus tiendas en Barcelona, Valencia, Madrid y Sevilla).

Yo pensaba que era una web nupcial, pero la realidad es que está dedicada exclusivamente a complementos de novia, zapatos, tocados, lencería, broches, etc. Hasta que veo una sección que pone:  ¿y el vestido?

Cliclé en la pestaña y me llevó directamente la web de Jordi Anguera, y ahí estaba mi vestido... MARAVILLOSO (¡qué voy a decir!).

Llamé y rápidamente me dieron cita. Me atendió Yolanda, un amor de mujer que intentó que me probara dos o tres modelos antes del que yo iba buscando... Lo consiguió pero sin mucho éxito. Y llegó el turno del que yo había visto en la web y ... me queda como un guante, ¡nos encanta! Mi hermana, mi madre, Yolanda y yo, estamos de acuerdo: ¡HABEMUS VESTIDO!

Como os comento, yo tenía las cosas muy claras y sabía que quería hacerle unos retoques al vestido, así que hablé con Jordi Anguera y me aconsejó en persona como quedaría mejor, que estilo le podía dar, eso sí, siempre centrándonos en el modelo que él había diseñado anteriormente.

Sus vestidos de novia están hechos a medida para cada una de sus novias, por ello tenemos entre 4 y 5 pruebas. Empezamos con un boceto muy leve de lo que es el vestido... tomamos medidas... Jordi hace un corte por aquí un corte por allá y enseguida podemos apreciar su talento... hace los cambios del vestido in situ... y vamos viendo el cambio.

Será cerca de la tercera prueba cuando el vestido ya es UN VESTIDO DE NOVIA (casi) en todas regla, le faltan algunos retoques de última hora pero es espectacular.

Este diseñador catalán hace una personalización total del vestido a la novia, por eso son unos modelos tan especiales. Trabaja de forma distinta a las hasta ahora conocidas, ya que presenta tres maneras de confeccionar los vestidos según personalidades y presupuestos de las futuras novias.

Así que si todavía no os habéis decidido por ningún vestido de novia, echarle un vistazo a su web ya que encontraréis modelos fantásticos o podéis acudir a c/Muntaner 269, entlo 2ª y ver los modelos de las anteriores colecciones (con un descuento importante) y disfrutaréis con la Nueva Colección 2011.

 

 

Jordi Anguera
Modelo Kenia
Modelo Málaga
Modelo Samoa
Modelo Tirol


Tienda de novias

La verdad es que no me imaginaba que lo de elegir el vestido de novia era a la vez tan fácil y tan complicado. No sé si me explico. Por un lado, ¡¡por fin!! ya tengo mi vestido de novia. 

Es muy bonito (claro, qué voy a decir yo), pero de momento, mantendré el secreto. Sinceramente, esperaba que elegir el vestido sería una especie de tortura, que estaría un montón de días buscando el vestido en cuestión y que iba a terminar desesperada. 

Pero no fue así para nada, así que si tú también estás buscando vestido, no te agobies, porque te aseguro que al final, las cosas son mucho más sencillas de lo que parecen. La verdad es que en cuanto me probé "mi" vestido, lo supe.

Había muchos, y algunos preciosos, pero aunque parezca imposible, el que he elegido es el primero que me probé. Así que ya sabes, no te preocupes. Claro, que yo me imaginaba que una vez que tienes el vestido, todo lo demás es coser y cantar, pero nada de eso. 

Ahora tengo un dilema con los complementos: ¿velo o bolero? La boda es en septiembre, por la tarde, y como el vestido es palabra de honor, a lo mejor un bolerito quedaría genial. Pero no sé si recargará demasiado velo y bolero, y tampoco quiero renunciar al velo... Vamos, que estoy venga darle vueltas. 

A ver si alguna me da una idea... ¿qué vais a hacer vosotras? :-)

Foto de wedding dates

Tienda de novias

Empresas de Bodas

Quieres que tu empresa aparezca en este listado? Registrate

 

Comentarios recientes

Destacados

Usuarios nuevos

  • Kloe
  • monicanuptalia
  • DAERY REGALOS
  • bodega
  • Felipe2